__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"eb08a":{"name":"Main Accent","parent":-1},"19fff":{"name":"Accent Transparent","parent":"eb08a","lock":{"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"eb08a":{"val":"var(--tcb-tpl-color-0)"},"19fff":{"val":"rgba(221, 64, 77, 0.05)","hsl_parent_dependency":{"h":355,"l":0.56,"s":0.7}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"eb08a":{"val":"rgb(55, 179, 233)","hsl":{"h":198,"s":0.8,"l":0.56,"a":1}},"19fff":{"val":"rgba(55, 179, 233, 0.05)","hsl_parent_dependency":{"h":198,"s":0.8,"l":0.56,"a":0.05}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Test de Dependencia Profesional

Descubre hasta qué grado sufres Dependencia Profesional y te está impidiendo conseguir el trabajo que quieres.

  • Parece que nadie valora todo lo que te has formado ni tu experiencia.
  • Sientes frustración por el punto al que has llegado en tu carrera profesional.
  • Sabes que te mereces más de lo que has conseguido, a pesar de todo tu esfuerzo.
  • A veces no sabes qué es lo que quieres hacer con tu vida.
  • Tienes muchísimas dudas sobre ti y tu autoestima está baja.
  • Sientes que te falta ilusión y no estás en tu mejor momento.

  • La soledad te afecta y te pasa factura.

En Hiwook hemos diseñado este Test para Detectar Dependencia Profesional . Puedes hacerlo de forma totalmente gratuita y anónima y conocer tu resultado al instante.

El test que hemos desarrollado consta de 25 preguntas que debes contestar con total sinceridad, por duro que resulte. Ten en mente que el primer paso para poder avanzar es reconocer el punto en el que estás.

Tómate el tiempo que necesites para rellenarlo, pero a la vez no sobrepienses las respuestas.

Al cumplimentar las preguntas y hacer clic en ENVIAR, el sistema analizará tus respuestas y te mostrará tus resultados sin ningún tipo de registro.

Mucho ánimo y a por ello. :-)

[tqb_quiz id='986']

¿Qué es la Dependencia Profesional?

Seguramente no conozcas este término, pero sí que conoces bien cómo afecta a tu vida, ya que es lo que te está impidiendo conseguir el Empleo que Quieres y Te mereces.

Demasiadas personas sienten que, a pesar del esfuerzo, tiempo y dinero invertido en su carrera profesional, no han llegado al lugar que deberían haber llegado.

Muchas personas han seguido el camino profesional establecido con la esperanza de que llegaría el momento de tener el trabajo que querían y se merecían.

Ese camino profesional suele constar de buenas calificaciones durante el colegio, el instituto, la universidad y otros estudios, como máster, doctorado e idiomas extranjeros (el estudio del inglés se ha convertido en una industria gigante por algo).

Además del esfuerzo en los estudios reglados y en todo tipo de formación, también el esfuerzo hacia una buena carrera profesional está sembrado de contratos de prácticas, becas, trabajos durante muchas horas, viajes y mucha formación específica de la empresa.

En resumen: miles y miles de horas invertidas en formación y desarrollo de tareas y habilidades específicas que, a la hora de verdad, no han proporcionado ese resultado en la carrera laboral tan ansiado: tener el trabajo que quieres y te mereces.

Cada persona define su trabajo ideal de una forma diferente, pues no supone lo mismo para cada uno de nosotros. Sin embargo, hay unos rasgos comunes que definen lo que siente una persona que tiene el trabajo que quiere y se merece:

  • Se siente valorada en su profesión.
  • Siente que forma parte de un equipo y la relación con los demás es fluida y colaborativa.
  • Con generosidad, aporta ideas y recursos para que el equipo y la empresa consigan sus objetivos.
  • Es consciente de que, con su trabajo, está contribuyendo a ayudar a otras personas y a un fin mayor que el de conseguir dinero.
  • Se levanta cada día con ánimo y una actitud positiva.
  • Nota que su trabajo le proporciona satisfacción.
  • Siente paz con su carrera profesional. Y esa paz se irradia hacia otras facetas de su vida, como su familia, sus amigos, sus hobbies.
  • En definitiva, siente que ha encontrado su lugar.

Pero, sin embargo, la realidad parece ser muy diferente. Según el estudio publicado el 22 de julio de 2021 por la gran consultora Gallup, la mayor parte de los empleados están realmente descontentos en su trabajo. Es decir, la mayoría de las personas no sienten que tengan el trabajo que quieren y se merecen.

El que muchas personas sigan en un trabajo que no les gusta o que, directamente, detestan, está siendo motivo de una gran cantidad de artículos. Por ejemplo, EL PAíS escribió recientemente una reflexión acerca de por qué las personas dejan su trabajo sin tener un Plan B debido a un esfuerzo por mantener su salud mental en el ámbito laboral.

Hay un gran tabú social acerca del tema de dejar un trabajo o rechazar un trabajo que te ofrecen.

Los motivos son muy variados y tienen que ver tanto con la persona que siente que debe dejar el trabajo, como por el resto de las personas que le rodean.

Los pensamientos habituales a los que se enfrenta la persona que no quiere el trabajo que tiene o que le ofrecen, son del estilo de:

  • No me puedo quejar. Al fin y al cabo, tengo un trabajo (o me lo están ofreciendo).
  • Tampoco estoy tan mal. Seguro que la situación cambia más adelante. Es sólo una fase transitoria.
  • Otras personas están peor, así que toca aguantar.
  • El mercado laboral está muy mal ahora mismo, por lo que no merece la pena hacer el esfuerzo para encontrar una oportunidad más acorde a lo que realmente quiero y me merezco.
  • Debo aceptar cualquier trabajo que “me salga”, pues hay pocas oportunidades profesionales.
  • No estoy en la posición de elegir, pues tengo demasiadas cargas a mi espalda (familia, hipoteca, gastos, etc.)

Estos pensamientos negativos acerca del mercado laboral y su situación profesional en concreto está reforzada por comentarios que suelen decirse de forma bienintencionada, pero que tienen un impacto muy negativo en la persona que está sufriendo por una situación profesional que le resulta desagradable o, incluso, que le está provocando serios problemas de salud, tanto física como mental.

Estos comentarios, que todos conocemos, tienen un formato similar a:

  • En todos los trabajos hay cosas buenas y malas. Es normal.
  • Con la edad que tienes, no puedes permitirte el lujo de pensar en cambiarte. Debes aguantar los años que te quedan.
  • Si quieres entrar en un nuevo puesto o sector, deberás empezar desde abajo, así que perderás todos los beneficios laborales que has conseguido con tanto esfuerzo.
  • Céntrate en tus horas fuera del trabajo para disfrutar.
  • Si tu trabajo no te gusta, encuentra un hobby que te encante para desconectar.
  • Si el trabajo fuera bueno y divertido, no nos pagarían por hacerlo, ¿verdad?
  • Simplemente haz tu tarea y no te hagas notar demasiado, así te dejarán en paz.
  • Lo que te pasa es que no sabes “venderte bien”.
  • Seguro que necesitas reciclarte para estar al día. Busca un máster de un trabajo que tenga muchas salidas.
  • Si continúas formándote, tu responsable se dará cuenta de tu potencial y te ofrecerá un puesto mejor.
  • Acude a una ETT si no encuentras otras opciones.

Esta lista podría ser muchísimo más larga. Seguro que tú has guardado en tu mente, sin querer, multitud de frases de este estilo que te han dicho una y otra vez. La intención es buena, pero el resultado no ayuda a la persona que está sufriendo la situación.

Es posible que, al haber leído estas líneas, pienses que eso sólo le ocurre a personas poco formadas, que no saben idiomas y que no han estudiado máster.

Sin embargo, la realidad es bien diferente.

Personas de todos los géneros, edades, profesiones, sectores y titulaciones están descontentas con el punto en el que se encuentran en su carrera profesional y consideran que no tienen el trabajo que quieren y se merecen.

[addtoany url="https://eltrabajoquemereces.com/test-de-dependencia-profesional/" title="Test de Dependencia Profesional"]
>