TODO OK

Te acabas de suscribir a nuestra newsletter Te Mereces

Te ha llegado un email a tu bandeja de entrada. Revisa por si acaso la carpeta de SPAM y lo marcas como seguro.

MUY IMPORTANTE: Debes leer la postdata del email que te acaba de llegar.

Si tienes Gmail, vigila que no esté en la carpeta de Promociones. En ese caso, sólo tienes que pinchar y arrastrar a la bandeja principal.

En principio, nada más.

PD: Aquí abajo tienes el vídeo sobre el Síndrome del Impostor.

¿Qué tal?

¿Cómo estás?

(...)

Y hoy, pues vamos a hablar de inseguridad en la carrera profesional,

Porque esto, oye, que es un clásico, es un clásico total.

¿Quién se libra de ese ¡Ay, madre mía!,

El síndrome del impostor de la impostora, ¿no? Esta inseguridad que te entra cuando: "¿ hablo con esta persona o no hablo con esta persona? ¿Me acerco a todas estas de mi red y les digo tal o no?

¡Qué inseguridad! ¡Qué mala es! ¡Qué mala es!

Y cuánto daño causa en las personas.

Entonces, hoy vamos a hablar de esto.

(...)

¿Qué problema hay con la inseguridad?

Bueno, la primera cuestión que veo en muchos casos es que es

(escuchar vídeo)

Pero, por otra parte...

(escuchar vídeo)


Entonces, fijaros que esto, lejos de ayudar a la persona, lo que hace es anclarla aún más a la inseguridad.

Porque parece que hay algo bueno dentro de la inseguridad en sí.

Estamos hablando también, por ejemplo, del perfeccionismo. que entra dentro de la inseguridad. Y también ese exceso de celo, de control, el preocuparse. Entra todo dentro de la inseguridad.

Pues parece eso que está bien visto,

(escuchar el audio)

Sí, a muchas personas les reconcome lo que estoy diciendo, pero la cuestión es que sí que es un verdadero problema el que las personas piensen así.

Y es un problema verdaderamente para ellas, porque piensan que están escapando de lo negativo, del
ego, porque ¿Qué hay más que se asimile al orgullo el ego, verdad?

¿No?

(escuchar vídeo)


Y esto esto también es ego, porque el ego es, pues vamos a decir, la mente inferior, la mente más animal.

Esa mente que está menos sofisticada,

¿no?

Que es más, mucho más instintiva es la palabra. Inseguridad.
Entonces, solemos pensar que las personas con síndrome del impostor son personas humildes, esforzadas y que tienen bajo su orgullo, que lo tienen controlado.

(escuchar vídeo)

Pero nada más lejos de la realidad. Nada más lejos de la realidad. Lo que ocurre es justo lo contrario.

Yo ahora me siento muchísimo menos insegura, pero hace años me sentía increíblemente insegura.

Y eso, además, a mal que pese, es el ego el que está fastidiando. En la sociedad actual es muy fácil convencer a las personas de que debe informarse más, esforzarse más, actualizarse más o inventarse más para salir de la zona de confort y ser mejores profesionales.

Y eso, ¿por qué se consigue?

(escuchar vídeo)

Entonces, daros cuenta que no hay nada más auténticamente del ego, que la ira y la frustración, la impaciencia y el deseo.

¿Cómo se llama lo que no es eso?

(escuchar vídeo)

He visto por internet que se recomienda : "Oye, nada,  tú lo que tienes que hacer es formarte mucho, mucho en soft, en hard y así puedes decirle a tu síndrome del impostor: Oye cállate la boca porque yo ya lo estoy haciendo bien." Pero fijaros que eso es alimento para el ego.

(escuchar vídeo)

¿Dónde está la clave?

(escuchar vídeo)

Entonces me viene, por ejemplo, el caso de una clienta, directora de marketing, que llevaba quince años en un puesto y se seguía sintiendo como una impostora.

O sea,

ingresó en el programa para conseguir el bienestar emocional y estar segura de su dirección profesional.

Y cuando consiguió esos objetivos, se dio cuenta de que la mejor opción para ella, pues era seguir en la misma empresa, pero sin inseguridad.

O sea, era la inseguridad la que la estaba matando y frustrando allí.

O sea, matando, entendedme, entre comillas.

Y otra persona también, otra clienta que pensaba: " No, es que no es mi sitio. Esta empresa no es mi sitio." Y sentía que continuamente sus compañeros le estaban fastidiando.

"Y es que no me dejan en paz, no me dejan en paz."

Bien, hizo el programa y luego se dio cuenta de que, o sea, se dio cuenta durante el programa que su comportamiento, esa, esa frustración que ya tenía fruto de la inseguridad, era todo el rato chinchando a los demás con su propia inseguridad.

Ella se exigía y exigía a los demás. Nadie estaba feliz y venga que te dale a los demás.

Es que es un es un problema muy grande.

Todo esto es un problema muy grande y que afecta a muchísimas personas.

Entonces, el de otra. clienta, por ejemplo, que se incorporó al programa después de un despido durísimo, durísimo, durísimo, en una empresa que había trabajado durante quince años.

Lo dio todo por la empresa y qué pasa, que estaba ahí con esa ira, con esa frustración.

·Es que yo lo vi todo por la empresa, porque fíjate."

¿Por qué lo dio todo?

No para la empresa. Lo dio todo para intentar solucionar su inseguridad, pero como no la solucionaba, seguía, seguía cada vez más, cada vez machacando más, más, más y más, hasta que al final petó, o sea así, de claro, petó.

Entonces: "¿Qué tuvo que hacer?"

(escuchar vídeo)

Y eso se puede solucionar. Y se puede solucionar rápido.

Se puede solucionar rápido.

Disfruta del día, 

María

>
Trustpilot
×

¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?